viernes, 13 de mayo de 2016

La creatividad light

Creatividad no es invención, no es ingenio, no es innovación, no es proyectar, no es perspicacia, no es sagacidad, no es iniciativa, no es emprender, no es oportunismo, no es agudeza, no es imaginación, no es fantasía, no es ideación, no es intuición, no es ocurrencia y menos aún ilusión o ensoñación y tampoco pertenece a la volición del individuo.

Creatividad es la capacidad de crear algo nuevo, desconocido, y por tanto no puede provenir de lo conocido ni estar relacionado con ello, es trascendente, es decir, va más allá de todo conocimiento. Nace de la nada, su propio significante así lo indica, es incondicionada, ilimitada e imprevisible y carece de objetivo conocido. La creación da lugar a nuevos paradigmas en la civilización y significa un cambio radical en la manera de entender el mundo en todos los sentidos.

Al no provenir de nada no tiene objetivo conocido y por tanto es libre que es la característica fundamental de la capacidad creativa. Así pues, la creatividad no está sujeta a nada ni puede ser resultado de ningún plan previsto, pues esto supondría su anulación como tal cualidad y la incapacidad de ser creatividad en el pleno sentido de la palabra y del hecho en sí mismo.

Creatividad es un estado del ser que emerge, cuando a través del profundo conocimiento propio uno se da cuenta de que el pensamiento es el movimiento de la memoria y de las proyecciones de ésta, y que todo ese ajetreo se produce en un lugar -nuestro cerebro- que es limitado, y por tanto, su contenido y posibles combinaciones también son limitadas. Y es entonces cuando, al ver claramente este hecho, al vivirlo, la mente entra en un estado de vacío, de silencio, de un espacio infinito, en donde existe la posibilidad de que lo desconocido le sobrevenga a uno.
.


No hay comentarios:

Publicar un comentario